¿Mind full o Mindfulness?

mindfulness_poster_UK

 

Nos pasamos la mayor parte de nuestra vida pensando en el pasado o en el futuro, deseamos que pasen los días, que llegue el fin de semana, que se pase el mes, que se pasen los años. Cada vez los días y los años se nos pasan más deprisa y cuando nos queremos dar cuenta la vida pasa y tenemos la sensación de no haberla disfrutado al máximo.

Hoy vengo a hablaros del Mindfulness, una palabra que por su entonación, su fluidez y por lo que engloba personalmente me encanta.  Actualmente es una de las técnicas psicológicas más de moda aunque no sólo es una técnica sino un estilo de vida.

El Mindfulness o también conocido como atención o conciencia plena proviene de la meditación budista zen, por tanto, tampoco hemos descubierto la panacea pero quizá sí que le hayamos dado una vuelta de rosca. Lo que intentamos hacer mediante Mindfulness es prestar atención de una manera específica: con intención, en el momento presente y sin juzgar. No consiste en evitar los pensamientos o las emociones desagradables y quedarnos con lo positivo, todo lo contrario. Consiste en dejar que esos pensamientos o esas emociones vengan, aceptarlas tal como son, no juzgarlas y poco a poco dejarlas marchar sin ejercer presión sobre ellas. Con ello pretendemos desconectar de nuestro “piloto automático” en el que funcionamos gran parte del tiempo ¿A quién no le ha pasado ir conduciendo con el coche y al llegar a casa no acordarse de nada del trayecto y ni siquiera saber cómo ha hecho para llegar hasta ahí? Con Mindfulness damos la bienvenida al momento presente tal cual es, en lugar de como nos gustaría que fuera.

El Mindfulness tiene distintos ámbitos de aplicación y se ha comprobado que es eficaz en para el tratamiento de distintos trastornos como dolor crónico, ansiedad, estrés, depresión, trastornos de la personalidad, trastornos alimentarios o problemas de pareja, pero también se utiliza con población sana.

Por ejemplo, existe un ejercicio específico para realizar actividades rutinarias de la vida diaria. Si alguien tiene perro, podemos empezar planteando el ejercicio de sacarle a pasear notando todo lo que hay a nuestro alrededor, los colores, las texturas, los olores, el brillo del sol, la sensación de felicidad de nuestro perro al salir a la calle… En definitiva, disfrutaremos mucho más de esta actividad que muchas veces realizamos por obligación o con desgana. Sin embargo, aunque parezca algo sencillo, no lo es. Se necesita de mucha práctica hasta automatizarlo, es muy difícil vivir el presente sin pensar en lo que tenemos que hacer unas horas más tarde o en lo que dijimos o hicimos el otro día y por lo que nos seguimos arrepintiendo.

Otro ejemplo de un ejercicio de Mindfulness para personas con bulimia o con trastorno por atracón es darles una pequeña pasa, insistirles en que la vayan tocando, notando su textura, su tamaño, su color, su aroma…y que poco a poco se la vayan introduciendo en la boca, masticando y tragando. Con esto también les hacemos conscientes de sus sensaciones corporales, de sus pensamientos y de sus emociones.

“El pasado ya pasó y no tiene vuelta, el futuro nunca llega porque cuando llega es presente; la única realidad real es el presente, ese momento pleno, simplemente real, en el que mente, cuerpo y espíritu están sincronizados, es el momento perfecto simplemente porque es lo que es. El regresar una y otra vez, de manera amable y consciente, a ese espacio de apertura e intimidad con nuestro momento presente, es la invitación que nos hace la práctica de Mindfulness”.

 

La paz solo puede existir en el momento presente. Es ridículo decir: “Espera a que acabe esto entonces estaré libre para vivir en paz”. ¿Qué es esto? ¿Un título, un trabajo, una casa, el pago de una deuda? Si piensa de este modo nunca experimentará paz, siempre habrá otro “esto” después del actual. Si no está viviendo en paz en este momento nunca podría hacerlo. Si realmente desea estar en paz, debe estar en paz ahora mismo. De lo contrario lo único que hay es la “esperanza de alcanzar la paz algún día” Thich Nhat Hanh

Irene Solana Morcillo

 

Anuncios

One response to “¿Mind full o Mindfulness?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s