Propósitos y objetivos para el 2016

Propositos-2016-Las-botas-de-Nancy-Sinatra2016 ya está aquí y con él 366 nuevas oportunidades. Si si, este año tenemos un día más de regalo para conseguir todo lo que te propongas. Con la entrada de un nuevo año muchas personas se proponen propósitos y objetivos como por ejemplo dejar de fumar, perder peso, aprender inglés, viajar más, o ser más felices…Sin embargo muy pocas veces logran llevarlo a cabo. Para conseguir nuestros objetivos es muy importante que sepamos plantearlos bien ya que de ello dependerá que nos cueste más o menos llevarlos a cabo.

Para plantear bien un objetivo debemos saber qué quiero y cómo lo quiero. Para ello debemos seguir la regla SMART:

  • S: que sea específico
  • M: que sea medible
  • A: que sea alcanzable
  • R: que sea realista
  • T: que sea temporal, con una fecha acotada en el tiempo

También es muy importante detectar si lo que hago me aleja o me acerca de mi objetivo.

Asimismo, debemos expresar los objetivos:

  • En positivo, nunca en negativo.
  • Deben ser iniciados y mantenidos por la persona
  • Deben ser demostrables
  • Deben ser contextualizados adecuadamente
  • Deben estar divididos en unidades de logro, en pequeños objetivos
  • Deben ser ecológicos: que sean fáciles de conseguir

 

Mientras pensamos cual será nuestro objetivo u objetivos para este 2016 os propongo varios propósitos que sin duda también nos ayudarán a conseguir nuestros objetivos y en definitiva a  vivir más felices.

  • Céntrate en el aquí y el ahora. El presente es ahora. Deja de pensar en el pasado o en el futuro. Disfruta del momento, disfruta del ahora.
  • Respira: Aprende a respirar correctamente. La respiración además de ayudarnos a relajarnos es una herramienta que podemos utilizar para conectarnos con el presente. Cuando estés pensando en cosas del pasado o del futuro párate, centra tu atención en la respiración y vuelve al presente.
  • Observa. Observa tu alrededor, pero hazlo con una mente curiosa, como si fuera la primera vez que observas algo. Observa cosas cotidianas y sencillas y verás la belleza en las pequeñas cosas (el ruido de los pájaros, el ruidos de los coches, el viento, la belleza de las hojas…)
  • Sonríe. Sonríe con tu cara con tu mente y hasta con el hígado. Sonríe, da igual lo que haya ocurrido, pero sonríe. Cuando sonreímos, los movimientos de los músculos de la cara mandan la información al cerebro y libera endorfinas que nos hacen sentir más felices y menos estresados. Sí sonreímos aunque estemos tristes, al final engañaremos al cerebro y conseguiremos sentirnos mejor.
  • Ama. El amor es la energía que nos mueve y nos motiva. Ama, amate a ti mismo, deja que te amen y ama tú también.
  • Se agradecido. Piensa en todo lo que tienes y da gracias por ello. Siempre hay algo que agradecer.
  • Escucha. Escucha, no oigas sino escucha. Escucha activamente con tus cinco sentidos y práctica la empatía. Ponte en el lugar del otro.
  • Perdona y sé compasivo. Perdona, perdónate y se compasivo contigo mismo y con el resto. Ya es hora de dejar de flagelarte y decirte sólo las cosas que haces mal.
  • Come. Come plenamente, se consciente de los sabores, los olores, las texturas de las comidas…Disfruta mientras comes y por qué no, date un capricho de vez en cuando.
  • Muévete. Muévete, ejercítate, busca alguna actividad que te motive y practícala. Di adiós al sedentarismo.
  • Baila. Si te gusta bailar, baila. Deja atrás la vergüenza. Baila hasta que se te cansen los pies, hasta que no puedas más.
  • Despéinate. Las mejores cosas de la vida despeinan.
  • Dibuja. Saca el niño que llevas dentro y ponte a dibujar. Saca tu creatividad, pinta, colorea…Dibujar y pintar tiene efectos relajantes tanto en niños como adultos.
  • Escribe. Escribir puede ser también muy terapéutico. Escribe un diario personal, escríbete una carta a ti mismo, escribe una carta pidiendo perdón a alguien, escribe una carta a un amigo, a un familiar que echas de menos….no hace falta que esa carta llegue a su destinatario, pero escribe.
  • Todas las mañanas cuando te levantes pregúntate: ¿Qué quiero para hoy? El cambio no está fuera sino dentro de nosotros.

¡FELIZ 2016!

“aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia”

Irene Solana 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s