El amor y el miedo son dos caras de la misma moneda y sólo el amor puede sanar al miedo

“El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente, el miedo ahuyenta el amor. Y no solo al amor el miedo expulsa: también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de verdad y belleza, quedando solo la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma”
Aldous Huxley

maestra-que-es-el-amor-L-pitGpi2

Ya faltan muy pocos días para que llegue el 14 de Febrero: “San Valentín” “Día de los enamorados”.  Yo llevo fijándome desde hace unos años en que cada vez son más los que detestan esta fecha, los que se quejan una semana y unos días antes de que llegue, los que piensan que celebrar ese día es algo absurdo.

¿Qué nos está pasando? ¿Por qué negamos el amor? ¿Tanto daño nos hace ver al resto disfrutando de su amor? ¿Qué pasaría si dejáramos por un momento de quejarnos tanto?  

San Valentín no es otra cosa que la festividad del amor. Si, del amor. Y hay muchos tipos diferentes de amor. Que si, que el amor hay que demostrarlo todos los días y no sólo uno, pero…¿realmente lo hacemos? ¿Realmente demostramos amor todos los días? Lamentablemente no. ¿Y si aprovechamos para tomar consciencia y dedicar al menos un día al año verdaderamente a ello?

Todos, absolutamente todos, nacemos con la capacidad natural de amar, amarnos a nosotros mismos y a los demás. Sin embargo, para que nosotros podamos desarrollar el amor que llevamos dentro tenemos que sentir que nos dan ese amor, es decir, que las personas que cuidan de nosotros nos devuelven nuestro amor. Cada vez que no sentimos amor de nuestros seres queridos tenemos miedo de ser abandonados, rechazados o no aceptados.  Cada vez que no logramos conectar emocionalmente con el otro vamos perdiendo poco a poco nuestra capacidad de amar. Cada vez que los otros no son capaces de devolvernos amor, nuestra capacidad de amarnos a nosotros mismos, de darlo y de recibirlo va disminuyendo. El amor es la energía que nos ayuda a desarrollarnos física y emocionalmente cuando somos niños.

Yo creo que el problema está ahí, en que hemos perdido la capacidad de amarnos a nosotros mismos y por eso desechamos todo lo que tenga que ver con el amor. San Valentín es un día para todos, no sólo para las personas que tengan pareja y estén enamorados. Puedes demostrar amor a tus padres, a tus hijos, a tus amigos, a tu pareja, a cada persona que te encuentres por la calle con una simple gesto de amabilidad….pero sobre todo es el día para demostrarte amor a ti mismo. El 14 de Febrero es el día idóneo para decir  “Me quiero”.

FB_IMG_1455008765717

Cuántas veces nos preocupamos por demostrar amor al otro, en cuidarlo, en que no le falte de nada, pero ¿qué pasa con nosotros? ¿Alguna vez nos ocupamos de nosotros mismos? ¿Nos decimos te quiero? ¿Nos damos las gracias por todo lo que hemos hecho por nosotros? ¿tenemos una actitud compasiva con nosotros mismos? Todo lo contrario. Nos machacamos, y nos desvalorizamos.

Yo te pido que dediques al menos un día, y creo que el 14 de Febrero puede ser una buena oportunidad, a que todo eso cambie.

  1. Di tu nombre completo en alto. Y cada vez que te pregunten cómo te llamas, di tu nombre completo. Agradece mientras lo dices a tu papa y tu mamá por el nombre que te dieron y por traerte al mundo.
  2. Siéntate y cierra los ojos durante un minuto. Haz un escáner de las sensaciones de todo tu cuerpo, de los pies a la cabeza, ¿qué emoción predomina? ¿Qué mensaje crees que te puede dar esa emoción?
  3. Quiérete a ti mismo. Aprovecha los 3-5 minutos en los que te estás lavando los dientes por la mañana y que tienes la oportunidad de verte en el espejo. Piensa en la persona que más quieres en este mundo, a la persona con la que le hables con más cariño, por la persona que sientas mayor debilidad. Ahora mírate al espejo y piensa que tú eres esa persona, di las cosas que le sueles decir a esa persona en alto “te quiero mucho” “siempre voy a estar a tu lado” “puedes confiar en mí” “eres precioso/a”.
  4. Date las gracias. ¿Cuántas veces a lo largo del día decimos gracias? Es una respuesta que está muy automatizada. Hemos aprendido desde pequeños que si alguien hace algo por nosotros debemos por buena educación darle las gracias pero ¿Cuántas veces nos damos la gracias a nosotros mismos? Empieza a pensar en todo lo que has conseguido por ti misma/o y date las gracias por ello.
  5. Perdónate. Con el perdón pasa igual que con las gracias. Nos es más fácil perdonar a otros que perdonarnos a nosotros mismos. Basta de martirizarnos. Libérate de esa culpa, de lo que hiciste, de lo que no hiciste…

“El amor es un estado motivacional, una energía que nos aporta vitalidad, que nos da esperanza, que nos proporciona confianza, que nos da alegría y nos infunde el valor para salir al mundo y mostrarnos. El amor nos da todo lo necesario para poder desarrollarnos, para sentir confianza en nosotros mismos, en nuestras capacidades, para fiarnos de los otros y estar motivados para soportar las cosas y soportar este mundo” Victoria Cadarso

Irene Solana Morcillo

Anuncios

One response to “El amor y el miedo son dos caras de la misma moneda y sólo el amor puede sanar al miedo

  1. Increible tu e increible lo que escribes. Gracias por hacernos reflexionar y hacernos que nos queramos un poquito mas desde tu ultima palabra escrita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s