Pintar mandalas: Beneficios y cómo comenzar a practicar esta técnica milenaria

Pintar mandalas está de moda, es cierto. Sin embargo, su utilización se realiza desde tiempos remotos que se remontan al budismo y el hinduismo. Pero ¿Cuál es el significado de los mandalas? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Por qué está tan de moda? ¿Cómo podemos comenzar a practicarlo?

como-pintar-mandalas-relajate-coloreando

SIGNIFICADO DE LOS MANDALAS:

La palabra “mandala” proviene del sanscrito y significa círculo, se trata de una representación simbólica del universo. Las religiones indias y tibetanas consideran a los mandalas como un círculo sagrado. La RAE lo define como un dibujo complejo que representa las fuerzas que regulan el universo y que sirve como apoyo de la meditación ya que tiene el poder de centrar el cuerpo y la mente de las personas.

El mandala típico se compone de figuras geométricas como triángulos, cuadrados, círculos y rectángulos dispuestos con cierta simetría alrededor de un centro o círculo.

Aunque tiene su origen en la india, se fue propagando por las culturas orientales y finalmente la occidental gracias a Carl G. Jung quien los empezó a utilizar en terapia con el objetivo de alcanzar la búsqueda de la individualidad de los seres humanos. Según Jung, el mandala es una representación de la totalidad de la mente y que engloba tanto la consciencia como el inconsciente.

Los mandalas se asocian a lo espiritual. Se trata de una actividad que representa un camino evolutivo, mostrando la peculiaridad de cada individuo ya que no existen dos mandalas iguales, ni dibujados ni pintados, si se han creado por dos personas distintas. Además, todos los elementos que conforman un mandala como las formas o los colores tienen su significado ya que expresan pensamientos, emociones e intuiciones de la persona que lo ha hecho. Desde esta visión espiritual los mandalas son como centros energéticos de equilibrio y purificación, que nos ayudan a transformar la visión que tenemos de nuestro entorno y de nosotros mismos. Dibujar e interpretar un mandala suele significar entrar en contacto con la propia intimidad. Cada mandala guarda un significado de la persona que lo dibuja.

BENEFICIOS DE PINTAR MANDALAS:

  1. A nivel espiritual nos ayuda a comenzar con nuestra práctica meditativa: a medida que vamos observándolos, coloreándolos o creándolos nos liberamos de nuestros pensamientos y vamos despejando la mente.
  2. Fortalecer nuestra capacidad de concentración y atención: mientras pintamos mandalas nos concentramos únicamente en lo que estamos haciendo.
  3. Obtener flexibilidad de pensamiento y de acción: podemos colorear dos mandalas de diferente manera y con diferentes colores. Nos ayuda a flexibilizar la mente.
  4. Contacto con nuestra propia esencia y con nuestra parte creativa: colorear mandales es un proceso creativo y espiritual. La creatividad nos ayuda a ensanchar nuestra capacidad de innovación con numerosos beneficios.
  5. Desarrollo de la paciencia: colorear o crear un mandala no es tan sencillo como parece, lleva su tiempo. Hoy en día la paciencia es un bien preciado y cada vez más escaso.
  6. Despertar de los sentidos: es probable que empieces a ver lo que está a tu alrededor con otros ojos y empieces a disfrutar y contemplar más lo maravilloso de la naturaleza.
  7. Haremos un viaje hacia la introspección: cuando coloreamos un mandala estamos en contacto con nuestras emociones y con nuestro estado de ánimo. Crear o pintar mandalas es mirar hacia nuestro interior, descubrir cómo nos encontramos en ese momento, qué sentimos, aceptarlo e integrar nuestro ser con todo lo que nos rodea.
  8. Proceso de autocuración: trabajar con el mandala apropiado para enfocar el trabajo a la parte del cuerpo que se encuentra afectada es un gran método para ayudar a curar el cuerpo físico, siempre que se acompañe de otras técnicas. Existen mandalas para cada uno de los 7 chackras que representan las distintas zonas del cuerpo, así podremos incrementar la creación de energía positiva y lograr una armonía.
  9. Vencer las rutinas del día a día: podemos utilizarlo como un hoby o hacerlo en nuestros ratos libres o cuando vayamos en transporte público.
  10. Ayuda a desconectarnos de las preocupaciones diarias y nos relaja de forma natural: especialmente porque encontramos un momento para dedicarlo a nosotros mismos.
  11. Liberamos endorfinas al estimular el lado derecho del cerebro: al liberar estas endorfinas producimos una sensación de bienestar general.
  12. Activa ambos hemisferios cerebrales, equilibrando el modo de pensamiento, las actividades de la mente y las habilidades asociadas a cada hemisferio: en un mismo dibujo se encuentran figuras geométricas que son captadas por nuestro hemisferio izquierdo (lógica) y los colores y dibujos son captados por nuestro hemisferio derecho (creatividad).
  13. Beneficios en el ámbito educativo: se utilizan como recursos para mejorar la atención y la concentración de los niños, desarrollar la motricidad precisa, así como medios de comunicación, expresión y superación de situaciones emocionales estresantes.

 CÓMO PODEMOS COMENZAR A PRACTICARLO:

  • Observar un mandala: siéntate en un lugar cómodo y tranquilo durante 3 o 5 minutos. Ahora respira profundamente varias veces. Simplemente tienes que observar un mandala que te guste y éste te ayudará a llevarte a un estado de relajación y calma interior mientras lo observamos y aumentamos nuestra concentración y atención.
  • Colorear un mandala: escoge un modelo que te inspire o que te guste y ten a mano tu caja de pinturas o los instrumentos con lo que lo vayas a colorear. Puedes poner música ambiental o incluso una vela. Comienza a colorearlo como desees prestando atención a lo que vas haciendo y dejándote fluir.
  • Crear tu propio mandala: primero debes diseñar tu propio mandala y luego comenzar a colorearlo. Esta práctica es la más complicada pero la más aconsejable para el trabajo personal. Una vez lo tengas creado y coloreado debes observalo para descubrir qué es lo que está expresando.

colorear-mandalas-la-tendencia-en-terapias-para-adultos-1

Como hemos visto, según la tradición del mandala, representa al ser humano, manifestando su creatividad y ayudando a conectar con nuestra esencia, haciendo que la sabiduría interna aparezca en forma de paz, calma y equilibrio ante cualquier circunstancia que estemos viviendo.

Desde aquí te animo a que comiences con esta práctica. Colorea un mandala, obsérvalo, crea tu propio mandala y descúbrete a ti mismo. Puedes encontrar cuadernos con dibujos de mandalas en centros comerciales o librerías o si lo prefieres puedes buscarlos e imprimirlos por internet.

¡Aprovecha los múltiples beneficios de esta sencilla técnica milenaria!
¿Te animas?

13011_967_544

Irene Solana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s